NUEVA YORK: HAZLO TU MISMO

No era la primera vez que íbamos a la imponente Nueva York pero sí la primera que lo hacíamos con ojos de tejedoras. Es habitual que nos organicemos nuestros propios paseos porque somos naturalmente curiosas y mucho tiempo antes vamos viendo qué conocer, qué hacer, qué repetir porque la preparación del viaje es otra parte divertida de las vacaciones.

Sabíamos que queríamos volver al MET y conocer su nueva terraza, al MOMA, a caminar por Central Park y la 5ta avenida, y muchas cosas más. También teníamos como objetivo ir a las tiendas que tanto vistamos por la web y que nos generan intriga saber si en persona son tal como las imaginamos o no tanto.

DIY

Como es costumbre en el país del Norte, de toda actividad hacen una industria y generan un movimiento enorme como en este caso el del DIY (Do It Yourself = hazlo tu mismo). Ir a ver cómo son las tiendas que proveen de insumos y materiales, para quienes amamos las manualidades es un entretenimiento tan placentero como ir a ver una obra de teatro en Broadway que, dicho sea de paso, también hicimos.

EL GIGANTE MICHAELS

En este primer posteo sobre Nueva York, te contamos sobre nuestra visita a Michaels.

Michaels

Michaels es una tienda muy famosa que se especializa en productos para manualidades artísticas y decorativas. Se podría decir que es la competidora de JoAnn aunque a esta última no pudimos conocerla todavía, tan promocionada entre las costureras. En Gran Bretaña, su similar sería Hobbycraft (tema de otra nota que publicaremos), una megatienda que sí conocemos y nos encanta visitar cuando andamos por aquellas latitudes tan lejanas.

Michaels es lo más parecido a lo que nosotros conocemos como librería artística fusionada con una mercería, una tienda de armado de bijouterie y hasta una repostería, todo eso en tamaño supermercado. Imposible no caer en la tentación de pasarse todo un día allí! Está ubicada en el subsuelo de un edificio en el barrio de Flatiron, muy cerca del mercado gastronómico llamado Eataly, y es enorme. Bien segmentada por rubros, hay de todo, tanto que no nos alcanzaron las dos horas que teníamos para chusmear y comprar.

Ya en ese momento el dólar nos estaba jugando una mala pasada pero aún así los precios de varias cosas que aquí cuestan conseguir, eran muy favorables como los bastidores, con gran variedad en bambú y silicona, y a buen precio. Hay un sector importante de lanas, la mayoría sintéticas pero eso sí, con muchísima variedad y algunas fibras tan bien logradas que parecen naturales. Muchas ofertas y precios promocionales. Además de tejido y bordado, hay de todo para otras actividades como pintura (todo tipo), cerámica, decoupage, plantas decorativas, deco temática (navidad, Halloween, etc.), armado de bijouterie, modelismo, costura, bricolage, caligrafía, serigrafía, etc. Tienen también un par de aulas donde algunos días dan talleres como una escuela de arte. La atención es muy amable pero escasa porque hay tanta gente y tanta góndola que costó que nos prestaran atención exclusiva rápidamente.

Michaels nos gustó tanto que pensamos en volver otra tarde pero lo cierto es que con todo lo que teníamos para hacer en Nueva York, nos fuimos alejando del barrio y no volvimos. Quedará como visita obligada en nuestro próximo viaje a la gran manzana, quien sabe ahora cuándo será, verdad?

En las próximas notas sobre Nueva York, te contaremos sobre Purl Soho, Bead World y el Bryant Park con su WWKIPD. Suscribite a nuestro blog y enterate primero, cada vez que subamos una reseña de viajes o una nota de interés.

Una vez más, gracias por viajar con nosotras!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s